Un cabello radiante, aun en esos meses

¿Estás en los primeros meses del embarazo o en las semanas posteriores al parto y notas que tu cabello se ha vuelto más débil, quebradizo e incluso se cae mucho más de lo normal? Tranquila, no te alarmes ni pienses que Proceso-trasplantepronto necesitarás un injerto de pelo. Como probablemente ya sabes, cada etapa del embarazo está marcada por cambios hormonales, que además de propiciar el desarrollo del feto, tienen distintos efectos en el cuerpo de la mujer.

En el primer trimestre del embarazo, el ciclo del folículo puede interrumpirse debido a los cambios hormonales; por ello algunas mujeres notan que comienzan a perder más cabello. Sin embargo, después de esta etapa el pelo vuelve a crecer con normalidad e incluso se vuelve más abundante, luminoso y suave; esto se debe a que las glándulas sebáceas incrementan sus secreciones.

Después del parto, aumenta la producción de otras hormonas como la prolactina, que desencadena la secreción de leche. Lo anterior también afecta el desarrollo del cabello y puede provocar casos de alopecia postparto, un tipo de pérdida del cabello que puede ser alarmante, pues en ocasiones se cae en grandes cantidades. Algunas mujeres pierden mechones de pelo y llegan a presentar pequeñas calvas; si esto sucede, estamos ante un tipo de alopecia denominado efluvio telógeno. Tales casos requieren de atención dermatológica; sin embargo, es importante considerar que se trata de una fase transitoria y de la cual es posible recuperarse, en cuanto se reestablezca el equilibrio hormonal; por tanto, también puede ser necesaria la consulta con un endocrinólogo.

Aunque cada organismo es diferente y no todas las mujeres sufren pérdidas drásticas de cabello a causa del embarazo y el parto, hay medidas preventivas que pueden mitigar e incluso evitar los casos más severos de alopecia. Para implementar los mejores cuidados, es importante partir del tipo de pelo que se tiene, pues de ello también dependerán los efectos que se produzcan.

Cabello normal a seco

Este tipo de cabello suele beneficiarse con los cambios hormonales del embarazo, pues se fortalece y adquiere más brillo y sedosidad. Para este tipo de cabello conviene usar un shampoo suave con PH neutro. Si la resequedad persiste, se puede utilizar un acondicionador o una mascarilla hidratante. De preferencia, que sea el dermatólogo quien lo recomiende, pues los ingredientes de algunos productos para el cuidado del cabello pueden estar contraindicados durante el embarazo.

Cabello graso

cabello grasoEl problema del cabello graso tiende a incrementarse durante el embarazo, por lo que será necesario lavarlo con más
frecuencia. También conviene usar shampoo con PH neutro y evitar las cremas o acondicionadores.
Cuidados generales

Además de elegir el shampoo y los tratamientos adecuados para cada tipo de cabello, hay otros cuidados que conviene seguir:

  • Usar agua tibia para el lavado y enjuague.
  • Dar un masaje ligero al cuero cabelludo, con las yemas de los dedos, para estimular el folículo piloso.
  • Usar cepillo con cerdas suaves, de preferencia naturales.
  • Evitar el uso de secadoras, planchas y tenazas. Si el uso de la secadora resulta indispensable, debe programarse a baja temperatura y colocarse a una distancia de 30 centímetros de la cabeza.
  • Cepillar suavemente el pelo antes de dormir.
  • Evitar peinados que impliquen trenzar o atar el cabello, ya que incrementan la caída.
  • No aplicar tintes, decolorantes, ni productos químicos, que además de dañar el cabello, puedan ser tóxicos o provocar reacciones alérgicas.

Con estos cuidados y la orientación del dermatólogo, tu cabello se mantendrá sano y radiante, incluso en los meses del embarazo y después del parto.

Recupera tu figura sin riesgos

La gestación y el parto provocan grandes cambios en el cuerpo de la mujer. Es algo perfectamente normal y esperable, pues durante nueve meses una vida se forma y crece en su interior; los tejidos se expanden para dar cabida al ser en desarrollo y los procesos orgánicos y metabólicos cambian, para proporcionar nutrientes y energías a la mamá y al bebé.

cuerpo post embarazoSi se ha llevado una dieta balanceada, ejercicio moderado y conforme a las recomendaciones del médico y protección especial para la piel, algunos efectos del embarazo y el parto, como el aumento de peso, la flaccidez en ciertas partes del cuerpo y la formación de estrías no serán tan graves ni difíciles de revertir. Aun así, no debemos esperar cambios como los que muestran las celebridades en las revistas de moda o los que se presentan en algunas películas, donde la mamá vuelve a tener un cuerpo escultural a las pocas semanas del parto.

Es importante recuperar el peso normal después de dar a luz y controlar alteraciones como las estrías, la celulitis o la pérdida de firmeza, sobre todo si estos cambios afectan la seguridad o autoestima de la mujer. Pero lo que no se debe hacer es comenzar dietas estrictas o arduas rutinas de ejercicio a las pocas semanas del parto. Los médicos señalan que el mejor momento para modificar la dieta y comenzar con un plan de ejercicios orientados a recuperar la figura es a partir de los seis meses posteriores al alumbramiento.

Después del parto y durante los primeros seis meses de lactancia es importante llevar una dieta que incluya frutas, verduras, cereales integrales y carnes o leguminosas, para obtener las cantidades adecuadas de vitaminas, carbohidratos y proteínas. No es recomendable hacer cambios drásticos durante los primeros meses en que se alimenta al bebé y en cualquier caso, las modificaciones en la dieta siempre deben hacerse bajo supervisión médica, especialmente durante y después del embarazo.

lactanciaEn cuanto al ejercicio, éste también debe retomarse paulatinamente y con moderación. Las caminatas y la natación son prácticas que pueden iniciarse a las pocas semanas del parto, en cuanto la mujer se sienta con energías y ánimos para ello, y siempre después de consultar al médico al respecto. También es importante fortalecer la zona pélvica; para ello, algunos ejercicios de pilates pueden ayudar. Pasados los primeros seis meses después de dar a luz, ya se puede pensar en rutinas más intensas, siempre en función del estado de salud y del tipo de ejercicios que resulten adecuados y favorables para cada mujer. Conviene mantener esas rutinas en cualquier etapa de la vida, para que en ningún momento se esté en riesgo de padecer sobrepeso. Entre los seis meses y el año después del parto, también se pueden considerar las opciones de tratamiento para celulitis o estrías.

Por último, debemos mencionar que el recuperar la figura es una decisión que concierne a cada mujer. Lo importante es mantener el tipo de alimentación y el nivel de actividad física que ayuden a conservar un peso saludable y un estado de bienestar general. Pero ninguna mujer, sea o no mamá, debe sentirse obligada a cumplir con el ideal de belleza que presentan los medios o la publicidad. Mientras se encuentre saludable y se sienta orgullosa de su cuerpo, siempre lucirá una excelente figura.

Piénsalo desde ahora

¡Qué emocionante debe ser el tener a su pequeño al fin en casa! Después de todos los preparativos, los nervios y los cuidados que los mantuvieron atareados en esos largos nueve meses, debe ser un alivio el ver a ese bebé saludable, lleno de vida y con pulmones tan fuertes como para despertarlos cada vez que los necesita.

Claro, también deben reconocer que éste es apenas el comienzo de un arduo camino y cada día puede traerles un nuevo reto. El primer baño, los primeros paseos, los desafortunados días en que se ponga enfermito; en fin, hay mucho por vivir y aprender, así familiaque respiren hondo, ármense de paciencia y no duden en apoyarse con amigos, familia y profesionales cuando lo necesiten.

No es por abrumarlos, pero los primeros meses del bebé son el mejor momento para pensar en los temas que serán decisivos para su infancia y que influirán notablemente en su desarrollo. Juegos, actividades, convivencia con otros niños, escuela. Sí, aún no tiene ni el año, pero si ahora comienzan a investigar estas cuestiones, no tendrán que correr y tomar decisiones precipitadas cuando su hijo ya tenga tres o cinco.

El tiempo se pasa volando, así que en cuanto estén más adaptados a la rutina de cuidar a un recién nacido y puedan concederse algunos ratos de descanso, comiencen a platicar y a buscar información relacionada con estas cuestiones:

Actividades para el desarrollo motriz

El organismo del bebé necesita estimulación desde la primera semana, para que tenga un buen desarrollo motriz. Consulten con el pediatra, quien les recomendará los ejercicios más adecuados para cada etapa. Los gimnasios para bebés son un buen recurso para que sus movimientos y percepción se ejerciten durante los primeros seis o siete meses de vida. No se trata de lugares para llevar al pequeño a que haga ejercicio, sino de centros de juego con una base acolchada y un arco del que cuelgan juguetes de diversas formas y texturas. El objetivo, además de que mueva sus brazos y piernas, es que comience a reconocer formas, colores y sonidos.

Escuelas para bebés

escuelas para bebesLa teoría de la estimulación temprana está muy de moda, sobre todo en países como Estados Unidos. La idea es que desde los primeros meses, el bebé debe comenzar a familiarizarse con sonidos, palabras y formas, para que tenga un mejor desarrollo intelectual y emocional. Con la estimulación adecuada, dicen los expertos, el bebé comprenderá y ejercitará su lengua materna en poco tiempo e incluso puede aprender inglés, alemán o cualquier lengua extranjera en la que le hablen sus padres. Las llamadas “escuelas para bebés” se basan en este principio. Pero no crean que su hijo se pasará horas en un aula, resolviendo ejercicios gramaticales o matemáticos. La estimulación se proporciona mediante juegos, cantos y sesiones musicales, en los que también participan los papás.

Actividades de convivencia

Otra premisa de la estimulación temprana es que los niños necesitan empezar a socializar desde el primer año de vida, para que desarrollen sus facultades intelectuales y comunicativas. Las escuelas de bebés también contribuyen en este punto, pues durante las actividades, los pequeños “conviven” con otros niños de su edad. Ponemos la convivencia entre comillas, porque tal vez no empiecen a interactuar entre sí, pero se acostumbran a estar con otras personas, además de sus padres y familia cercana. Si una escuela les parece algo excesivo o costoso, póngase de acuerdo con amigos o vecinos que tengan bebés y organicen sesiones de juego en casa o en algún parque, cuando estén más grandes.

Los primeros deportes

Después del año, e incluso a partir de los siete u ocho meses, pueden pensar en ejercicios como la natación para que la estimulación física sea todavía más completa. Los expertos consideran que además de ser una excelente actividad para el desarrollo motriz, la natación fortalece los lazos de confianza y convivencia entre el bebé y los padres.

El primer colegio

Llegará la etapa prescolar y el momento de elegir el lugar más adecuado para que su hijo se inicie en los estudios. Los padres tendemos a prestar más atención en el aspecto académico; qué clases tendrán, qué tan rápido aprenderán a leer o escribir, qué idiomas les enseñarán, en fin. Todo esto es muy importante, sin duda, pero también deben considerar que la educación prescolar no es para saturar a los niños con conocimientos, sino para que desarrollen las actividades intelectuales y comunicativas, que les permitan adquirir esos conocimientos a lo largo de la vida. En este sentido, también son importantes aspectos como la educación artística, la convivencia y el deporte. No hay claves exactas para identificar la mejor escuela, pero aquélla que tenga propuestas para formar a tu hijo en distintos ámbitos, sin duda es una buena opción.

colegio

Ahora que tu familia crece

La noticia que tanto habían esperado por fin se confirma. La familia crecerá con la llegada de un nuevo bebé. Además de la emoción y alegría que podrán sentir por esta buena nueva, es claro que con la confirmación de un embarazo se desencadena un torbellino de planes y preparativos. Si son papás primerizos, estos les parecerán abrumadores y tal vez los harán sentir que el proyecto es demasiado para ustedes; no teman, en este espacio seguiremos publicando los  mejores consejos para apoyarlos y además, la familia y los amigos con más experiencia estarán ahí para apoyarlos. Si ya tuvieron la dicha de recibir al primer bebé, se formarán una mejor idea de lo que es necesario hacer y lo que no, aunque los imprevistos nunca faltan.

embarazo nuevoEn cualquier caso, el crecimiento de la familia siempre trae consigo nuevas demandas y ampliar el espacio es una de las principales. El bebé puede dormir en el cuarto de los papás durante los primeros meses; algunos expertos lo recomiendan, para estar al pendiente de todo lo que necesita. Pero eventualmente, deberá tener su propio espacio. Esto es importante por varios motivos; tanto el bebé como los papás necesitan independencia, un lugar para descansar y relajarse y, conforme el pequeño crezca, será importante para él sentir que tiene su propio lugar en casa.

Existen varias alternativas para responder a esta necesidad. Si son propietarios de la casa o departamento donde viven, tal vez exista la posibilidad de ampliar la construcción; ya sea edificar una nueva recámara o dividir una de las habitaciones más amplias. Esta medida debe implementarse con anticipación; si es posible, háganlo en cuanto empiecen a pensar en tener un nuevo bebé, pues todos los detalles deben estar listos antes de su llegada. Recuerden que durante las construcciones y remodelaciones se genera más polvo y se utilizan sustancias que pueden afectar la salud del bebé. Además, algunos vapores tóxicos de la pintura persisten después de que ésta se seca, por lo que es muy importante ventilar bien los espacios varias semanas, sobre todo la habitación del bebé.

mudanzaSi la remodelación no es posible, tal vez sea tiempo de considerar la mudanza a un lugar más amplio, cuyo número de habitaciones corresponda a las necesidades de la familia que planean tener. Después de todo, la cuestión del espacio requiere de soluciones duraderas y si ya pensaron en el número de hijos que quieren tener y el tipo de lugar en el que quieren vivir, lo mejor es invertir en algo que los respalde por mucho tiempo. Buscar un departamento en venta en Zona Esmeralda o en cualquiera de los distritos con mayor desarrollo en la ciudad es una buena forma de cimentar su patrimonio y asegurar el porvenir de la familia. Se trata de una cuantiosa inversión, pero que será redituable a largo plazo, pues cuando la familia crezca ya no tendrán que preocuparse por el espacio.

La planificación es la mejor estrategia para hacer las inversiones más provechosas, formar el mejor hogar para su familia y brindar todo el amor y atenciones que los niños necesitan. Les deseamos éxito con esta gran empresa.

Ideas para organizar la habitación de tu bebé

 

Ya hemos tratado el tema de los artículos indispensables para recibir al nuevo miembro de la familia. En esta ocasión queremos darte algunas ideas para organizar y decorar el que será su primer espacio personal en tu hogar, su primera recámara.

remodelarLos principios básicos para ambientar el cuarto de tu bebé son minimalismo y funcionalidad. Recuerda que durante los primeros meses, el pequeño no necesitará más mobiliario que la cuna, el cambiador y el armario para su ropa. Puedes incluir algún otro mueble o accesorio decorativo, que además te sirva cuando el bebé crezca y necesite más cosas; una repisa o una pequeña cómoda son buenas opciones.

Lo que debes evitar es saturar la habitación con muebles y objetos innecesarios, que además constituyen riesgos potenciales. Una mesa o una silla de más pueden ser obstáculos para que atiendas rápidamente al bebé cuando sea necesario. Tampoco llenes el cuarto con juguetes y peluches que tu hijo no utilizará todavía; sólo servirán para atrapar el polvo y te darán más trabajo a la hora de limpiar.

Esto no significa que el cuarto deba verse triste; despliega tu creatividad al combinar los colores de los muebles, con la pintura o el tapiz de las paredes y accesorios como las cortinas. Dentro del armario, puedes colocar cestos o cajas de colores para organizar los distintos tipos de prendas (gorritos, mamelucos, baberos, calcetines). También puedes usar ganchos decorados o en colores atractivos, para colgar los abrigos, pantalones o vestidos que usará cuando esté más grande. Si pones repisas, decóralas con un par de juguetes o muñecos; de preferencia, que sean de telas como el algodón y no de peluche, para que no atrapen demasiado polvo. Otro elemento que alegrará la habitación es el móvil, que además puede ser un buen recurso para tranquilizarlo y despertar su interés por las formas y colores.

Es importante contar con espacios para guardar las cosas que no se requieren a diario; por ejemplo, los abrigos y mantas de invierno o las reservas de pañales. La cómoda, que antes mencionábamos, es una buena solución para esto. Si el armario es grande, puedes utilizar los estantes superiores o colocar contenedores de plástico para el almacenamiento. La idea es que esas cosas que no ocupas todo el tiempo no dificulten el acceso a las que sí utilizarás continuamente.

almacenar ropaUna última consideración es que la habitación de tu hijo es uno de los espacios que más cambiará en los próximos años. En menos de lo que piensas será necesario cambiar la cuna por una camita, ponerle un pequeño centro de juegos, colocar un pequeño librero o hasta acondicionar el espacio para recibir a un hermanito. Apegarse a la regla de no saturar la habitación desde el principio, facilitará la colocación de los nuevos accesorios. No olvides planear el almacenamiento de muebles que se dejarán de usar por un tiempo, pero que probablemente volverán a servir, como la cuna o el cambiador. Si tienes una habitación extra en casa, destínala para guardar este tipo de objetos; o bien, valora la opción de las bodegas en renta, donde puedes guardar todo lo que actualmente no uses en casa, pero que quieras reservar para un futuro.

Disfruta cada etapa de la planeación para recibir a tu bebé y prepárate para verlo crecer.

Nuestra autoestima comienza con nuestra apariencia

Una de las cosas que más afecta a una persona es su apariencia física y todo parte del hecho de la auto-aceptación.

amor propioCuando nos aceptamos tal como somos, amando cada rincón de nuestro cuerpo, nace en nosotros un amor interno que inmediatamente se refleja en nuestra mirada iluminando nuestro rostro.

Si bien, parte de vernos mejor es la auto-aceptacón, esto no quiere decir que nos dejemos al olvido. Esto es, parte de amarnos incluye el cuidarnos y por cuidarnos significa ofrecernos y habilitar en nuestro “modus vivendi” un estilo de vida sano acorde a nosotros.

Esto significa establecer en nuestro día a día hábitos de salud que nos ayuden a cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente. Incluir hábitos que nos ayuden a crecer como individuos, tanto en lo emocional como en lo intelectual e incluir hábitos que nos acerquen a lo espiritual, independientemente de lo que signifique esto para ti (en forma de religión o como estilo de vida de mantener una armonía entre tú y el universo).

La idea es conseguir y establecer un equilibrio en lo que hacemos todos los días. Implementar un estilo de vida donde incluyas por ejemplo:

  • Una dieta equilibrada en donde incluyas 5 sesiones de alimentos al día, esto es, desayunar, comer y cenar y dos pequeños espacios para unos aperitivos. El objetivo es no pasar más de 4 horas sin alimento. Y por supuesto, ser ordenado en tus horarios, tal y como lo eras de bebé.
  • Ejercicio diario de por lo menos 30 minutos y buscar mantenerte activo, ya sea subiendo y bajando escaleras, evitando el permanecer mucho tiempo parado o sentando.
  • Conocerte a la perfección, esto es, revisar tu cuerpo regularmente para identificar cualquier alteración que pudiera presentarse, al igual que cualquier malestar. La teoría indica que nada nos debe doler ni molestar y mucho menos que esto sea permanente ya que no es normal.
  • Dentro del equilibrio mental y espiritual es el tener una comunicación sana con nosotros mismos y con los que nos rodean a través de una vida social en armonía, donde el odio y los rencores queden fuera de nuestro espectro, ya que esto nos enferma.
  • cuidados personales

Cuando logramos una vida así, estamos en armonía con nosotros y el universo. Sin embargo, entiendo que no es sencillo alcanzarla, por lo que es necesario acercarse a las personas que te pueden ayudar en tu proceso.

Por ejemplo, los médicos especialistas para el área de la salud, guías para tu crecimiento personal y tú eliges quién te ayude en la parte espiritual. Observa que no estas solo en tu proceso, solo es cuestión de darte la oportunidad de ser y sentirte bien.

Como te mencioné al principio de este artículo, una de las cosas que más nos afecta en nuestra autoestima es el cómo nos vemos y cuando consigues estar en tu peso ideal, no sólo conseguirás mantenerte sana y alejar todas aquellas enfermedades que se derivan de un sobrepeso u obesidad.

Si no tienes claro por dónde comenzar y te encuentras en una situación donde tu apariencia física te está afectando, entonces comienza por ahí.

bariatraVisita al especialista y por especialista te recomiendo consultar a un médico bariatra. Este especialista tiene toda la capacitación como médico para revisar a detalle tu nivel de salud y además abarca el ramo de la psicología.

Con estas ramas de la ciencia, bien puede identificar el origen de tu sobrepeso y encontrar la mejor forma de tratarlo de raíz. Es importante abarcar todos los aspectos que el sobrepeso llega a tocar ya que como bien te lo compartí, va desde lo lo físico hasta lo emocional.

Si estas en una situación así, te recomiendo los servicios del Dr. Rodolfo González Reynoso, quien es un excelente médico bariatra en Polanco quien te podrá ayudar en todo este proceso.

El legado para tu familia

Cuando una mujer o una pareja se plantean la posibilidad de tener hijos, hay muchas cuestiones que les preocupan y les interesa evaluar. Entre las que causan mayores dudas y angustias se encuentran las enfermedades hereditarias. El tema me vino a la mente porque la semana pasada me reuní con una amiga de la universidad, a quien no veía desde que terminamos los estudios. Nos encontramos gracias a las redes sociales y me dio gusto saber que ha tenido éxito con su carrera; hizo una maestría en el extranjero y a su regreso a México, empezó su propia empresa de diseño web. Lo que más me sorprendió fue saber que se casó con un compañero de la maestría, de origen italiano, y que ahora están pensando seriamente en iniciar una familia.familia

Todo iba bien hasta que pasamos a este punto, pues aunque mi amiga expresó con mucho entusiasmo su deseo de tener bebés, no tardó en mostrarse un tanto seria y ausente. Cuando le pregunté si se sentía mal o si algo le había molestado, me confesó su preocupación. A los 16 años tuvo una enfermedad de la piel, un caso de psoriasis. Le afecto mucho, sobre todo en la autoestima, pues el problema se manifiesta con la aparición de unas escamas gruesas y blanquecinas, que pueden afectar cualquier parte del cuerpo. A ella le salieron en las manos y el que todos lo notaran y pensaran que se trataba de algo contagioso (aunque no es así), le hacía sentir muy mal. Ya sabemos lo difícil que puede ser la adolescencia; es una edad donde la apariencia importa mucho y se convierte en un factor determinante para el rechazo o la aceptación. Mi amiga fue objeto de burlas y aislamiento, hasta que sus padres la llevaron con el dermatólogo y éste le prescribió un tratamiento para psoriasis adecuado.

El problema quedó atrás, pero lo que ahora le preocupa es la posibilidad de heredarlo a sus hijos. Ella y su pareja han investigado mucho acerca de la psoriasis y han encontrado que, de acuerdo con algunos especialistas, esta enfermedad podría transmitirse de padres a hijos. En la familia de mi amiga no se había presentado ningún caso de psoriasis anterior al de ella y su dermatólogo le explicó que también podía tratarse de un trastorno autoinmunitario, pero la sola posibilidad de que la enfermedad se herede la tiene muy intranquila. “¿Qué se debe hacer en estos casos?”, me preguntó. “¿Es justo tener un bebé cuando se sabe que tiene más posibilidades de presentar una enfermedad, debido a su carga genética?”.

enfermedadesSin duda, la pregunta es difícil de responder. La predisposición a ciertas enfermedades es sólo eso, un mayor grado de probabilidad para desarrollarlas. Pero no debe considerarse una especie de “condena”, así como tampoco se puede pensar que por carecer de antecedentes familiares, la persona está exenta de padecer alteraciones como la psoriasis. Actualmente existen estudios que permiten detectar enfermedades y trastornos desde la gestación y también hay tratamientos muy eficaces para distintos trastornos autoinmunes.

La única recomendación que me atreví a darle a mi amiga, y que comparto con las futuras o posibles mamás, es que consultara con su médico, se informara de las posibles medidas preventivas y, sobre todo, dejara de preocuparse obsesivamente por lo que no se puede controlar por completo. La salud, en efecto, es uno de los mejores legados que podemos dar a nuestros hijos; pero ésta no sólo depende de la carga genética, sino de los cuidados que les damos y de los hábitos que les inculcamos a lo largo de la vida.

¿Estás a la moda en tu accesorio más importante, tu bolso?

Sí, uno de nuestros principales accesorios femeninos es sin duda nuestro bolso. Todas las mujeres, de una u otra medida, salimos con un bolso. Y, bueno, en esta viña del Señor podemos ver de todo.

Como mujeres, nos gustan las tendencias y para muchas no sólo es conocerlas, sino vivirlas. Esto significa estar a la moda.

Si eres de este grupo al que le gusta estar a la moda y  transitar en la última tendencia, ve lo que hay para este otoño/invierno de 2015.

¡Lista!

  • Vienen las flores que prometen invadir tu ropa y accesorios gracias a que los motivos naturales están de moda. Aquí el contar con bolsas de piel con estampados florales te harán lucir elegante.
  • bolsosLa tendencia de los colores para lucir bolsas lindas y a la moda es combinarlas con los tonos que estarán presentes en esta temporada, como serán los pasteles, el rosa candy y el azul. Los tonos rojos, desde el burdeos hasta el cayenne de tintes naranjas, los morados como el orquídea radiante, los colores tierra con tonalidades verdes y marrones. Se verán los azules, como el cobalto, marino o en versión empolvada y el negro que nunca debe faltar en tu guardarropa.
  • El uso del modelo bandolera seguirá gozando de gran protagonismo, sobre todo las bandoleras de tamaño medio y mini.
  • Si tu estilo es más atrevido, el estilo fur y el étnico serán lo tuyo.
  • Si te gustan los bolsos grandes, sigue la tendencia de usar los modelos como “sacos”
  • Puedes considerar el tema de los metalizados, lo que te dará un toque diferente a tu estilo, y si es en color, ¡mejor!

Contar también con un bolso de calidad es lo ideal. En lo personal me encantan los bolsos de piel y pensar en comprar alguno como los de Cardela, en donde incluso los puedo personalizar, me entusiasma para hacer algo diferente.

Cuando estaba buscando las tendencias para este otoño/invierno, me llamaron la atención los bolsos que sin duda son la sensación para todas las chicas y mujeres que buscan no sólo la moda sino también las marcas.

michael korsAquí, Michael Kors sigue marcando tendencias y por supuesto no quedan atrás los bolsos de Givenchy, Gucci, Dolce & Gabbana y muchas, muchas marcas.

También existen de diversas formas, como bolsos bandolera, bolsos con asa, bolsos tote, clutches o mochilas.

Afortunadamente, existe un bolso para nuestro estilo, gusto, confort, utilidad y economía. Así somos las mujeres y bendita la variedad.

Ahora con este tema de la moda y con los próximos eventos familiares, regalar algo de calidad para esa personita especial, bien lo vale.

Así que desde ya puedes adquirir esos regalos que serán la sensación de tus seres queridos y te sentirás genial de darles un gran detalle.

 

 

Básicos para recibir a tu bebé

La llegada de un nuevo bebé es un acontecimiento que genera muchas expectativas, emociones, temores y también gastos. Conforme se acerca el momento del parto, aumentan ciertas preocupaciones: ¿tenemos todo lo necesario para recibirlo?, ¿la recámara está lista?, ¿cuántos biberones, extractores de leche o paquetes de pañales necesitamos? Frente a estas dudas, los papás, y especialmente los primerizos, entran en un frenesí de compras y pueden terminar con un buen número de artículos innecesarios, que rara vez ocuparán.llegada de un bebe

Así como al iniciar la vida en pareja o mudarnos a un nuevo hogar nos dejamos llevar por una venta de artículos de cocina y luego jamás tenemos tiempo para armar esa complicada máquina de jugos o para estrenar el wok, las compras de pánico en vísperas del nacimiento pueden dejarnos con un sofisticado equipo de monitores que no hacía falta en nuestro pequeño departamento, o con tantas variedades de chambritas y mamelucos para recién nacido, que el bebé no alcanzará a estrenarlas todas.

Para evitar los excesos, así como las compras de último minuto, te presentamos una lista de los artículos con los que debes contar si esperas un bebé.

Para la recámara

  • recamaras de bebeCuna y colchón de material hipoalergénico
  • Ropa de cama de algodón
  • Mueble o cómoda para cambiarlo y colchón cambiador, de material impermeable
  • Un armario o cómoda para la ropa y otro mueble para los artículos de higiene
  • Un móvil para la cuna
  • Lámpara con luz tenue, para que puedas atenderlo en la noche

Evita: la decoración sobrecargada, los objetos que atrapen mucho polvo, como los peluches, así como los que puedan romperse; si no alcanzaste a pintar y decorar la habitación durante los primeros meses del embarazo, mejor no lo hagas cuando el nacimiento esté próximo, ya que algunas pinturas y materiales siguen emitiendo sustancias tóxicas aunque hayan secado y no se perciban olores.

Para la higiene y el baño

  • Higiene de un bebeJabón neutro y shampoo especiales para bebé
  • Toallas con capucha
  • Pomada para evitar rozaduras
  • Talco
  • Toallitas húmedas
  • Aceite de almendras
  • Pañales para recién nacido
  • Algodón
  • Tina de plástico

Evita: perfumes y cremas que el bebé no necesita y que pueden provocarle alergias.

Para la alimentación

  • Extractores de leche y frascos especiales para guardarla
  • Baberos con toalla o material impermeable
  • Biberones, esterilizador y escobeta para lavarlos
  • Fórmula especial para bebés, en caso de no poder amamantarlo o para alguna emergencia

Evita: acostumbrarlo a los chupones, así como endulzar la leche o cualquier otra bebida.

Para el paseo

  • paseoCoche-cuna con toldo; recuerda que durante los primeros tres meses el bebé debe ir acostado
  • Manta
  • Pañalera
  • Silla especial para el auto
  • Porta-bebé

Para la seguridad

  • Monitor, si tu espacio es muy grande y no puedes oírlo desde algunas zonas de la casa.
  • Enchufes de seguridad para las tomas de corriente; serán necesarios hasta que comience a gatear, pero si puedes anticiparte, mejor.

El ajuar

Tu bebé puede necesitar de cuatro a ocho prendas por día, entre camisetas, mamelucos, chambritas, gorritos y zapatitos o calcetines. Diez piezas de cada tipo de prenda pueden ser suficientes; sólo asegúrate que sean de materiales fáciles de lavar y secar, como el algodón, para que siempre tengas un cambio disponible. Selecciona el tipo de material y prenda según la temporada en que nacerá el bebé. Si llegará en verano, cómprale ropa ligera y un par de prendas más abrigadoras; de nada servirá que anticipes un ajuar de invierno, pues para esa temporada necesitará otra talla.

Compra con prudencia, cuida tu embarazo y acude a instituciones especializadas en salud de la mujer y sobre todo, prepara todo tu amor, atención y paciencia para recibir a tu bebé.

Más que una cuestión estética

En Baby Planner creemos que para tener y criar un bebé saludable, es muy importante que los papás y toda la familia estén igualmente sanos. Por ello, también les compartimos experiencias que les ayudarán a cuidarse y llevar un estilo de vida saludable.

Mi revisión oftalmológica más reciente me dejó con las clásicas dos noticias. La buena fue que no es necesario aumentar la graduación de mis lentes, lo cual significa que la miopía sigue bien controlada. La mala, o en todo caso, desconcertante, es que debo regresar a otra consulta en la especialidad de oculoplástica, después de hacerme algunos estudios de laboratorio. El oftalmólogo detectó una ligera inflamación en el ojo derecho y aunque me dijo que probablemente se deba a las largas horas de trabajo frente a la computadora, quiere descartar cualquier otro problema, como la formación de quistes o nódulos de grasa.

Beautiful young female patient is having a medical attendance at the optometrist.

Más que el posible diagnóstico, fue el nombre de la especialidad lo que me causó intriga. El término “plástica” me hizo pensar en las cirugías que se hacen los famosos para eliminar los temidos signos del envejecimiento, entre los cuales se encuentran las “bolsas en los ojos”. Si bien ya no soy una quinceañera, tampoco creo estar en el momento para pensar en las cirugías plásticas. Es más, siempre he pensado que prefiero aparentar los años que tengo, en vez de someterme a un procedimiento quirúrgico sin que haya un verdadero problema de salud de por medio.

El médico debió notar mi inquietud, porque me comentó que si tenía cualquier duda no me quedara con ella. Entonces me animé a preguntarle si mi problema ocular realmente ameritaría una cirugía estética. El oftalmólogo respondió que, en primer lugar, no debería adelantarme ni quedarme con la preocupación de la cirugía, pues el objetivo de la nueva revisión era descartar y prevenir cualquier alteración. En segundo lugar, me aclaró que la oculoplástica no sólo comprende las cirugías estéticas que se hacen para mejorar la apariencia de la piel alrededor de los ojos. Esta rama de la oftalmología también estudia las estructuras que rodean al glóbulo ocular (los párpados, las órbitas y los conductos lagrimales) y se encarga de identificar y tratar las enfermedades que pueden aparecer en ellas.

Entonces me enteré de que problemas como la formación de “bolsas” en los párpados inferiores o la pérdida de firmeza en el tejido de los superiores no sólo es una señal del paso del tiempo. Hay personas que nacen con alguna de esas condiciones o las desarrollan en la juventud, debido a una predisposición genética; en tales casos, la cirugía no sólo mejora su apariencia, sino que también les ayuda a evitar problemas de visión.

Otro problema que se puede corregir con ayuda de la oculoplástica es el xantelasma. Se trata de la formación de pequeños tumores benignos en los párpados y la órbita. Aunque no son peligrosos, dan una apariencia de hinchazón en el ojo y eventualmente pueden afectar la visión. Las enfermedades metabólicas y los cambios hormonales en las mujeres pueden provocar la formación de esos tumores, así que no está de más revisarse y atenderse a tiempo.

La cuidadosa explicación del médico me ayudó a entender que la cirugía plástica no es sólo una cuestión de estética o moda y que en muchos casos es de gran ayuda para mejorar la calidad de vida de las personas. También me dejó claro lo importantes que son las revisiones preventivas, tanto en oftalmología como en todas las disciplinas médicas, pues gracias a ellas las enfermedades se detectan a tiempo para un buen tratamiento y también se resuelven muchas dudas.